En el pozo oscuro de los recuerdos se halla el de un encuentro de ex-ceredces con sus familias un luminoso día de invierno en el bucólico paisaje de Nuestra Señora de Oro. No estaría mal un nuevo encuentro de ese tipo, en otro pintoresco paisaje campestre con las familias -o lo que quede de ellas- para solaz, disfrute y alojamiento en Flickr. ¿Podría ser julio un mes apropiado?.
Si sois lo que decís ser, no os acobardéis y contadlo todo